Historia
La firma se inicia hacia 1921, cuando Ciro Miceli, joven inmigrante proveniente de Italia, instala una pequeña carbonería llamada “La Favorita”. El carbón comienza siendo repartido por un pequeño carro de tracción a sangre, el que mas tarde es reemplazado por un camión.

Hacia 1937, su joven hijo, decide la ampliación de la gama de productos incorporando diversos productos forestales, tales como: postes, leña y varillas, materiales fundamentalmente utilizados en el campo.

Mas tarde, hacia 1958, respondiendo a los nuevos requerimientos del mercado y a las nuevas formas de producción, se incorpora la venta de maderas para la carpintería y la construcción. Fundamentalmente rollos aserrados provenientes de Paraguay y Argentina, los que ingresaban por barcazas y/o ferrocarril.

En los años 70, la firma comienza a realizar las primeras importaciones directas de madera provenientes de Chile y Paraguay. Finalmente en 1985 la empresa se consolida como Miceli Maderas SRL. Actualmente es habitual compradora de maderas de Paraguay, Brasil y Bolivia, y en las provincias de Salta, Misiones y Entre Ríos de nuestro País.

Ubicada desde sus inicios en la ciudad de Rosario, Santa Fe, Argentina, centro neurálgico del MERCOSUR. Esto facilita el rápido y directo acceso a las vías de comunicación y con ello a los mercados productores de madera.
Actualidad

Desde enero de 2009 cuenta con un exclusivo showroom ubicado estratégicamente en el centro de Rosario, en calle Córdoba (casi esquina Callao), dedicado a la venta de pisos macizos y flotantes, techos y decks de madera.

El objetivo de este local es tener presencia en un lugar accesible al público en general, a los arquitectos y empresas constructoras de la ciudad.

Los pisos flotantes que allí se exhiben son importados por la firma desde 2007 y provienen de la Comunidad Económica Europea.

La Casa Central cuenta además con un amplio depósito de 33600m2, lo que permite el adecuado y cuidadoso almacenamiento, clasificación y secado de las distintas especies. La firma se ha caracterizado en sus diversas etapas por comercializar productos de óptima calidad (buena pasta, corte y medidas), constituyéndose esto en un importante activo distintivo.